Una vez realizada la demolición y trasladados los escombros a un punto limpio, procedemos a realizar la excavación del terreno y el replanteo de donde vamos a situar la cimentación que, en este caso, va a ser de zapatas.

Una vez realizada la demolición y trasladados los escombros a un punto limpio, procedemos a realizar la excavación del terreno y el replanteo de donde vamos a situar la cimentación que, en este caso, va a ser de zapatas.