Se replantean los pilares y se colocan las armaduras de los mismos. Al hacer el pedido de hormigón hay que tener en cuenta las características del mismo ya que, en este caso, el arquitecto ha dispuesto que se trate de un HA-30.

Con ayuda de un camión-grúa y balde se procede al llenado de estos pilares, previamente encofrados y apuntalados. El nivel de llenado se marca con anterioridad para no sobrepasar el límite del forjado.

Se replantean los pilares y se colocan las armaduras de los mismos. Al hacer el pedido de hormigón hay que tener en cuenta las características del mismo ya que, en este caso, el arquitecto ha dispuesto que se trate de un HA-30.

Con ayuda de un camión-grúa y balde se procede al llenado de estos pilares, previamente encofrados y apuntalados. El nivel de llenado se marca con anterioridad para no sobrepasar el límite del forjado.