Para la realización de la cubierta se ha prestado una especial atención en primer lugar, a la seguridad, ya que se trata de un forjado con bastante inclinación y, en segundo lugar, a la colocación del mismo, que se ha tenido que trabajar por tramos dada su dificultad.

En primer lugar se han colocado tres hiladas de ladrillo macizo de 3cm en la cornisa de la fachada, como remate de la cubierta y, a continuación, se han dispuesto todas la capas del mismo tramo hasta completarlo: una capa de mortero para regularizar la superficie del forjado, la lámina impermeable, dos capas de XPS de 5cm y una capa de terminación de hormigón previa a la disposición de la teja curva envejecida blanca.

Se ha tenido en cuenta, además, la construcción de la columna de ventilación, prestando especial detalle a los puntos más conflictivos para que todo quede perfectamente sellado.

Para la realización de la cubierta se ha prestado una especial atención en primer lugar, a la seguridad, ya que se trata de un forjado con bastante inclinación y, en segundo lugar, a la colocación del mismo, que se ha tenido que trabajar por tramos dada su dificultad.

En primer lugar se han colocado tres hiladas de ladrillo macizo de 3cm en la cornisa de la fachada, como remate de la cubierta y, a continuación, se han dispuesto todas la capas del mismo tramo hasta completarlo: una capa de mortero para regularizar la superficie del forjado, la lámina impermeable, dos capas de XPS de 5cm y una capa de terminación de hormigón previa a la disposición de la teja curva envejecida blanca.

Se ha tenido en cuenta, además, la construcción de la columna de ventilación, prestando especial detalle a los puntos más conflictivos para que todo quede perfectamente sellado.