Tanto para la zona de nueva ampliación como para la reforma de la vivienda ya existente se establecen una serie de canalizaciones e instalaciones eléctricas necesarias para dotar a la edificación lo establecido en proyecto.