Como vimos en el post anterior, dejamos ya anclada la estructura metálica que va a formar parte de la ampliación de esta vivienda. A esas vigas metálicas se van a soldar unas piezas que servirán de apoyo para las viguetas pretensadas de hormigón, las cuales son autoportantes ya que no se va a disponer ningún tipo de encofrado.

Con ayuda de algún puntal para sostener las cargas de este forjado, sobre estas viguetas se van a colocar las bovedillas de hormigón.

Habiendo ya colocado estos elementos estructurales se dispone el mallazo para proceder a hormigonar esta cubierta inclinada, que posteriormente se rematará con una teja cerámica curva, similar a la de la construcción original.

Como vimos en el post anterior, dejamos ya anclada la estructura metálica que va a formar parte de la ampliación de esta vivienda. A esas vigas metálicas se van a soldar unas piezas que servirán de apoyo para las viguetas pretensadas de hormigón, las cuales son autoportantes ya que no se va a disponer ningún tipo de encofrado.

Con ayuda de algún puntal para sostener las cargas de este forjado, sobre estas viguetas se van a colocar las bovedillas de hormigón.

Habiendo ya colocado estos elementos estructurales se dispone el mallazo para proceder a hormigonar esta cubierta inclinada, que posteriormente se rematará con una teja cerámica curva, similar a la de la construcción original.