Una vez construida la cimentación de la vivienda, vamos a proceder a realizar la solera. En primer lugar se ha realizado un murete perimetral con bloque de hormigón para tratar esta fase, y se ha ubicado la red de saneamiento, la cual irá sobre la cimentación pero enterrada bajo esta nueva capa que vamos a realizar.

Se ha colocado una capa de gravas sobre la instalación de redes pluviales y aguas negras y, sobre ésta, una lámina impermeabilizante. Es ahora cuando vamos a colocar una capa protectora, el aislante térmico y el mallazo de reparto para, posteriormente, verter el hormigón. Tendremos, por tanto, la solera preparada y las armaduras de los pilares esperando para proceder a su levantamiento.

Una vez construida la cimentación de la vivienda, vamos a proceder a realizar la solera. En primer lugar se ha realizado un murete perimetral con bloque de hormigón para tratar esta fase, y se ha ubicado la red de saneamiento, la cual irá sobre la cimentación pero enterrada bajo esta nueva capa que vamos a realizar.

Se ha colocado una capa de gravas sobre la instalación de redes pluviales y aguas negras y, sobre ésta, una lámina impermeabilizante. Es ahora cuando vamos a colocar una capa protectora, el aislante térmico y el mallazo de reparto para, posteriormente, verter el hormigón. Tendremos, por tanto, la solera preparada y las armaduras de los pilares esperando para proceder a su levantamiento.