Nos encontramos en la fase de finalización de la cubierta, esta consta de una cubierta inclinada, ya realizada anteriormente con la estructura y los forjados de la vivienda.

La cubierta estará conformada por una capa de mortero de regularización, seguida de dos de poliestireno extruido (EXPS) de 4cm para conseguir un total de 8 cm de aislamiento. Tras esto se colocará una capa de geotextil y encima de esta otra de hormigón.

Por último solo quedaría la colocación de los rastreles, que conforman el sistema de sujeción mediante clavos para la colocación de las tejas planas. Estas van colocadas a tresbolillo y las hiladas en los extremos tienen algunas medias tejas para generar esta forma de tresbolillo, que se finalizará con un remate de estos extremos.

 

Para finalizar queda la colocación de la chimenea, cuyo uso es la extracción de humos de la vivienda y la ventilación de estancias como los baños, cocina y lavadero.

 

Para la realización de los muros de medianería se ha dispuesto, en primer lugar, el aislante separador de la vivienda contigua, que absorbe las posibles dilataciones del hormigón y, a continuación, las capas que lo constituyen: LH11 + 2 capas de 4cm de XPS + LH7.

Por otro lado, se han cerrado las fachadas teniendo en cuenta la previsión de huecos donde irán colocadas las carpinterías; y se ha procedido a realizar la tabiquería de las particiones interiores, a falta de realizar las regatas para el paso de instalaciones.