Para esta vivienda se ha decidido colocar un suelo radiante que va a regular la temperatura del interior de la misma pudiendo generar el aporte necesario de calefacción cuando sea preciso.

Tras colocar una capa separadora en la solera, se disponen las placas nopas, especialmente diseñadas para este tipo de suelos que garantizan un gran aislamiento térmico y acústico. Se van a distribuir los tubos del suelo radiante a lo largo de todo el recorrido, conectados al cuadro desde donde se va a poder regular la temperatura de éstos. Dado que el acabado del pavimento es un hormigón fratasado, se vierte directamente sobre este sistema de calefacción.

Una vez fratasado el hormigón continuaremos con la construcción de la vivienda, a pesar de no haberlo finalizado. Esta capa de acabado que falta en el pavimento, para el sellado de los poros, la realizaremos una vez concluida el resto de la vivienda.

Para esta vivienda se ha decidido colocar un suelo radiante que va a regular la temperatura del interior de la misma pudiendo generar el aporte necesario de calefacción cuando sea preciso.

Tras colocar una capa separadora en la solera, se disponen las placas nopas, especialmente diseñadas para este tipo de suelos que garantizan un gran aislamiento térmico y acústico. Se van a distribuir los tubos del suelo radiante a lo largo de todo el recorrido, conectados al cuadro desde donde se va a poder regular la temperatura de éstos. Dado que el acabado del pavimento es un hormigón fratasado, se vierte directamente sobre este sistema de calefacción.

Una vez fratasado el hormigón continuaremos con la construcción de la vivienda, a pesar de no haberlo finalizado. Esta capa de acabado que falta en el pavimento, para el sellado de los poros, la realizaremos una vez concluida el resto de la vivienda.