Tras la comprobación de estanqueidad de la cubierta, proseguimos a completar todas las capas de la misma para formar esta cubierta de gravas. En primer lugar se coloca una capa separadora -geotextil- entre la lámina impermeable y el aislante térmico XPS.

Finalmente, tras la colocación del aislante, se vuelve a disponer otra capa separadora para evitar que éste sea dañado. Por último, se utiliza un camión-grúa para verter las sacas de gravas, siendo ésta la capa final de nuestra cubierta plana no transitable.

Tras la comprobación de estanqueidad de la cubierta, proseguimos a completar todas las capas de la misma para formar esta cubierta de gravas. En primer lugar se coloca una capa separadora -geotextil- entre la lámina impermeable y el aislante térmico XPS.

Finalmente, tras la colocación del aislante, se vuelve a disponer otra capa separadora para evitar que éste sea dañado. Por último, se utiliza un camión-grúa para verter las sacas de gravas, siendo ésta la capa final de nuestra cubierta plana no transitable.