Para la realización de la cubierta se procede, en primer lugar, a la construcción del peto perimetral constituido por dos hiladas de ladrillo hasta la altura mínima determinada por el espesor de las capas que van a conformar la cubierta.

Se definen las distintas trayectorias hasta los puntos de sumidero establecidos en cada zona de la cubierta, las cuales van a servir para realizar el maestreado en la formación de pendientes de hormigón.

Por la parte interior del muro se colocan piezas de poliestireno expandido necesarias para absorber las dilataciones del hormigón que evitan la posible fisuración del enlucido de mortero de la cara exterior, los cuales generan desperfectos estéticos en la cubierta.

Una vez completado este proceso, vamos a proceder a verte hormigón celular en la cubierta y a continuar con las distintas capas que lo conforman.

Para la realización de la cubierta se procede, en primer lugar, a la construcción del peto perimetral constituido por dos hiladas de ladrillo hasta la altura mínima determinada por el espesor de las capas que van a conformar la cubierta.

Se definen las distintas trayectorias hasta los puntos de sumidero establecidos en cada zona de la cubierta, las cuales van a servir para realizar el maestreado en la formación de pendientes de hormigón.

Por la parte interior del muro se colocan piezas de poliestireno expandido necesarias para absorber las dilataciones del hormigón que evitan la posible fisuración del enlucido de mortero de la cara exterior, los cuales generan desperfectos estéticos en la cubierta.

Una vez completado este proceso, vamos a proceder a verte hormigón celular en la cubierta y a continuar con las distintas capas que lo conforman.